lunes, 11 de mayo de 2015

Distinción entre el homicidio y las lesiones

La delimitación entre el delito de homicidio y de lesiones se plantea especialmente cuando se produce una agresión física intencionada pero de resultado incierto. Los grupos de casos que se presentan responden al siguiente esquema:

1) Acción que ex ante contiene el riesgo de producir tanto lesiones como la muerte de la víctima cometida con dolo, directo o eventual, de homicidio. En este caso, de producirse un resultado de muerte, el hecho constituiría un homicidio doloso consumado. Si únicamente se producen lesiones, se tratará de una tentativa de homicidio doloso.

2) Acción que ex ante contiene el riesgo de producir tanto lesiones como la muerte de la víctima cometida con la intención de lesionar y sin dolo, siquiera eventual, de homicidio. Si únicamente se producen unas heridas, se tratará de un delito de lesiones dolosas. Si por el contrario, se produce un resultado de muerte, el hecho deberá calificarse como un homicidio imprudente en concurso ideal con unas lesiones dolosas, esto es, un homicidio preterintencional.

3) Acción que ex ante únicamente contiene el riesgo de producir lesiones, sin que exista un riesgo penalmente relevante de originar la muerte. Así pues, si únicamente se producen unas heridas, se tratará de un delito o falta de lesiones. Pero si lo que se produce es un resultado de muerte, en este caso el hecho deberá ser calificado igualmente como lesiones, puesto que no existe una acción típica de homicidio.

Safe Creative #1506300186370

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información