martes, 16 de junio de 2015

Período de prueba en el contrato laboral

Cada vez son más y más habituales los contratos en los que se establece un período de prueba. Muchas empresas ven aquí una manera de abusar de este derecho, tergiversando su correcta aplicación por el desconocimiento del contratado.

Es esencial dejar claro que el período de prueba no altera los derechos que tiene el trabajador en la empresa, ya que mantendrá los derechos y obligaciones correspondientes al puesto de trabajo que desempeñe como si fuera uno más de plantilla. El único cambio será en lo relativo a la resolución del contrato, que podrá producirse a instancia de cualquiera de las partes durante su transcurso.

Habitualmente, el periodo de prueba no podrá sobrepasar los seis meses para los técnicos titulados, ni dos meses para los demás trabajadores, por lo que cualquier contrato que fije un periodo de prueba superior deberá ser revisado (si en los convenios colectivos de la empresa se pacta otro plazo, deberá respetarse). Además, este período sólo podrá pactarse cuando el trabajador no haya desempeñado anteriormente las mismas funciones en la empresa, bajo cualquier forma de contratación.

Una vez finalizado el contrato, producirá a partir de entonces plenos efectos, computándose el tiempo de los servicios prestados en la antigüedad del trabajador en la empresa.

Safe Creative #1506300186370

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información