sábado, 25 de julio de 2015

La separación judicial

La separación judicial
La separación judicial puede pedirse por los dos cónyuges, por uno con el consentimiento del otro, o por uno solo de ellos, sin necesidad de alegar ninguna causa. Si ambos consienten la separación, la demanda debe acompañarse de una propuesta de convenio regulador. En el otro caso, se acompañará de una propuesta de las medidas que tienen que regular los efectos que deriven de la separación.

¿Qué requisitos hacen falta para pedir la separación judicial? Deben haber transcurrido tres meses desde que se celebró el matrimonio, salvo que se acredite la existencia de un riesgo para la vida, integridad física o moral del otro cónyuge o de los hijos.

Hoy en día, la separación ya no es el paso previo obligatorio al divorcio, y tiene un cierto carácter residual. No obstante, es el paso ideal para permitir la reflexión de los cónyuges antes de dar el paso definitivo, permitiendo la reconciliación. Así, se consigue un mecanismo estable de salida de la crisis conyugal.

En cuanto a los efectos de la separación, se producirá la suspensión de la vida en común de los casados, cesando la posibilidad de vincular bienes del otro en el ejercicio de la potestad doméstica. Si tiene dudas acerca de la separación, nuestros abogados en Sevilla están encantados de atenderle, consúltenos sin compromiso.

Safe Creative #1506300186370

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información