lunes, 14 de septiembre de 2015

Las titularidades separadas

Las titularidades separadas
En el régimen de separación de bienes, pertenecen a cada cónyuge los bienes que tuviese en el momento inicial del mismo, y los que después adquiera por su propia cuenta. Es una manera muy simple de regir el matrimonio. Para atribuir los bienes al patrimonio del sujeto se tiene en cuenta simplemente quién ha sido parte en el negocio jurídico, acto o hecho que constituye el título de adquisición. Si para adquirir esos bienes se hubieran empleado fondos del otro cónyuge, deberán tenerse en cuenta las obligaciones de reembolsos y reintegros entre patrimonios distintos.

Sin embargo, cuando se produce el divorcio, la prueba de la pertenencia privativa de los bienes suele ser difícil, sino imposible de determinar. Generalmente, cuando no sea posible acreditar la pertenencia, se decidirá que corresponden a ambos por mitad. Lo cual parece injusto. Es por ello que se recomienda fehacientemente el contactar con un abogado, que conoce la ley a fondo y las formas de determinar qué es de cada uno. Nuestro despacho de abogados en Sevilla lleva años formando expertos en derecho de familia, que ofrecerán las mejores soluciones a su divorcio.

Si tiene dudas acerca de cómo disolver su régimen económico, o quieren redactar un convenio para que no sea el Juez quien decida las medidas, no dude en visitar nuestro despacho en Sevilla.

Safe Creative #1506300186370

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información