lunes, 26 de octubre de 2015

El derecho de visita

El derecho de visita
Según el artículo 94 del Código Civil, el progenitor que no tenga consigo a los hijos menores o incapacitados gozará del derecho a visitarlos, comunicar con ellos y tenerlos en su compañía. No obstante, este derecho, no compete solo a los padres, sino también, aunque con menor intensidad, a los abuelos, parientes y allegados del menor. En cuanto al derecho de visita de los padres, cabe decir que tiene especial relevancia en los casos de crisis matrimonial.

Por su parte, la titularidad del derecho de visita, es independiente de la atribución del ejercicio de la patria potestad. Es decir, que uno de los progenitores haya sido privado de la patria potestad, no quiere decir que haya perdido simultáneamente el derecho a relacionarse con sus hijos.

El derecho que tratamos, se establece en interés del menor. Sin embargo, no está a disposición del mismo, por lo que no se puede confundir su voluntad, con su interés objetivo. De todas formas, no se trata de un derecho cuya práctica pueda ser coactivamente impuesta a los menores, ya que ello sería contraproducente. En este sentido, compete al Juez determinar el tiempo, modo y lugar del ejercicio de este derecho, así como determinar previa audiencia de los padres y de los abuelos, que deberán prestar consentimiento, el derecho de comunicación y visita de los nietos con los abuelos.

Por último, el derecho de visita puede ser modificado, y suspendido o limitado en el caso de producirse graves circunstancias que así lo aconsejen, así como en el caso de incumplimiento grave y reiterado de los deberes impuestos por la resolución judicial.

Safe Creative #1506300186370

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información