viernes, 22 de enero de 2016

División y adjudicación de bienes

Una vez hechas las deducciones en el caudal inventariado, ¿qué dispone el Código Civil? Que el remanente constituirá el haber de la sociedad de gananciales, y que éste se dividirá por mitad entre los cónyuges o sus respectivos herederos.

¿Cuál es la última operación a realizar? La formación de los respectivos lotes, cuyo valor debe ser la mitad del remanente de la comunidad postganancial una vez liquidadas deudas y gastos, y la adjudicación de los lotes.

¿Y si uno de los cónyuges resultara acreedor personal del otro en el momento de la liquidación? En tal caso, podrá exigir que se le satisfaga su crédito adjudicándole bienes comunes, salvo que el deudor pague voluntariamente.

Para la formación de los lotes, se establece para cada cónyuge en el Código Civil un derecho de atribución preferente en relación con determinados bienes, hasta donde alcance el haber que le corresponde. ¿Cuáles son?
  • Los bienes de uso personal no incluidos en el número 7 del artículo 1.346 del citado Código.
  • La explotación económica que gestione efectivamente.
  • El local donde hubiese venido ejerciendo su profesión.
  • En caso de muerte del otro cónyuge, la vivienda donde tuviese la residencia habitual.
¿Qué peculiaridad comparten los dos últimos casos? La posibilidad de que el cónyuge beneficiario pueda pedir que se le atribuyan dichos bienes en propiedad o que se constituya sobre ellos a su favor un derecho de uso o habitación. Además, si el valor de los bienes o el derecho superan al del haber del cónyuge adjudicatario deberá este abonar la diferencia en dinero.

¿Y qué ocurrirá en los supuestos de partición de la sociedad conyugal? Que dicha sociedad será rescindible por lesión en más de un cuarto.

Safe Creative #1506300186370

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información