Disolución de la sociedad de gananciales

La sociedad de gananciales es una de las formas en las que puede regirse el régimen económico del matrimonio. Se produce su extinción automática con la disolución del matrimonio por cualquier causa, como el divorcio o el fallecimiento de uno de los cónyuges, por la nulidad o la separación judicial de los cónyuges. Para que la disolución surta efectos, se debe dicta sentencia firme que lo declare.

 Sin embargo, existen otros casos en los que, además de concurrir una causa legal, debe haber una petición de uno de los cónyuges, y la consecuente resolución judicial. Esto ocurre cuando el otro cónyuge ha sido incapacitado judicialmente, o declarado ausente o en concurso de acreedores, condenado por abandono de la familia, etc. También se produce cuando realiza por sí solo actos que entrañan fraude, daño o peligro para la sociedad de gananciales. Se disolverá igualmente cuando los cónyuges lleven separados más de un año, se produzca un incumplimiento grave y reiterado del deber de informar sobre la marcha y rendimientos de las actividades económicas, o sean embargados bienes gananciales para hacer frente a deudas privativas de uno de los cónyuges.

Si necesita la orientación de un abogado profesional, no dude en contactar nuestro despacho en Sevilla, somos abogados expertos en divorcios y separaciones y estaremos encantados de atenderle.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE