La formación de inventario

La primera de las operaciones a realizar para la liquidación de la sociedad de gananciales es la formación del inventario del activo y pasivo de la sociedad.

¿Qué comprende el activo? Todos los bienes gananciales existentes en el momento de la disolución, lo que incluye también los frutos y rendimientos de éstos bienes desde que se extinguió la sociedad de gananciales, y el importe actualizado de las cantidades pagadas por la sociedad que fueran de cargo solo de un cónyuge y en general las que constituyen créditos de la sociedad contra éste.

¿Qué comprende el pasivo? Todas las deudas pendientes a cargo de la sociedad, el importe actualizado del valor de los bienes privativos cuando su restitución deba hacerse en metálico por haber sido gastados en interés de la sociedad, y el importe actualizado de las cantidades que, habiendo sido pagadas por uno sólo de los cónyuges, fueran de cargo de la sociedad.

La tarea de proceder a la formación del inventario no es fácil, y suele resultar una carga tediosa para los ex-cónyuges, debido a la dificultad para llegar a acuerdos entre ellos. Por ello, la solución habitual es recurrir a un abogado especialista en derecho civil. Nuestro despacho de abogados en Sevilla se ocupa de los trámites, no dude en visitarnos.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE