Tipos de custodia en caso de divorcio

En un proceso de ruptura matrimonial, la prioridad tanto para los padres como para los profesionales que intervenimos en los mismos es el bienestar de los hijos, sobre todo cuando aún no han cumplido la mayoría de edad.

Es por ello que este aspecto es uno de los más fundamentales en los procesos de separación y divorcio. Establecer una custodia acorde a las nuestras necesidades y a las necesidades de los menores evitará conflictos a largo plazo con nuestra ex pareja y la posibilidad de interponer un nuevo procedimiento, con el ahorro del coste de tiempo y dinero que ello implica.

Tipos de guarda y custodia

En primer lugar es necesario hacer una precisión entre dos conceptos: patria potestad y guarda y custodia.

PATRIA POTESTAD

La patria potestad es el conjunto de derechos y deberes que tienen los padres sobre los hijos menores de edad, que serán ejercidos de acuerdo a su personalidad y siempre con respeto a sus derechos, su integridad física y mental. El Código civil regula esta figura en el art 154.
Entre los deberes y las facultades de los padres se encuentran los de velarlos, tenerlos en su compañía (muy de actualidad con esto del cierre de escuelas por el coronavirus), alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral. Además tienen la obligación de representarlos y administrar sus bienes (véase el caso de los niños prodigio).

En contraposición, los hijos también tienen deberes establecidos en el art 155 del CC:
“1.º Obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre.
2.º Contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella.”


No está mal de vez en cuando hacer un recordatorio de este artículo a los hijos………. Ahí lo dejo a vuestra consideración.

La patria potestad al considerarse un derecho/deber, por el hecho de ser padres se debe ejercer por ambos progenitores, o por uno solo con el consentimiento del otro. En el caso de que exista una urgente necesidad pueden adoptarse de forma unilateral.

¿Qué tipo de decisiones forman parte del ámbito la patria potestad?

La elección de colegio, actividades extraescolares, el sometimiento a un tratamiento médico, cambio de residencia, viajes o salidas al extranjero si no van acompañados de algún progenitor o celebraciones religiosas. Ambas partes además tienen derecho a conocer el rendimiento académico de los menores, y deben acudir a las tutorías programadas por los centros.
Como podéis comprobar la patria potestad no es más que el conjunto de derechos y deberes existentes por ser padres, independientemente de nuestro estado civil.

GUARDA Y CUSTODIA

En caso de separación o divorcio es necesario determinar quién se queda al cuidado de los menores de edad. Esta decisión puede ser tomada de mutuo acuerdo por ambos progenitores sin mayor conflictividad o dejarlo al arbitrio de un juez en caso de no llegar a este acuerdo.
La ventaja del mutuo acuerdo es que permitirá una mayor flexibilidad a los progenitores para establecer el régimen de visitas.

TIPOS DE CUSTODIA

Existen fundamentalmente dos tipos de custodia:

  • Custodia exclusiva, en la cual uno de los progenitores se queda al cuidado de los menores de edad, mientras que el progenitor no custodio tiene un régimen de visitas, consistente en tener a los niños en su compañía fines de semana alternos (es decir un fin de semana con los niños y el siguiente con el otro progenitor), y habitualmente, una tarde entre semana.
    En casos de custodia exclusiva, el progenitor que se queda con los menores suele ser al que se le atribuye el USO DE LA VIVIENDA, al entender que existe un interés más necesitado de protección. En caso de atribuirse la custodia de forma exclusiva, el progenitor no custodio tendrá que pagar una PENSIÓN ALIMENTICIA por sus hijos, al otro cónyuge en los primeros 5 días de cada mes.
  • Custodia compartida. La custodia compartida es actualmente el sistema más elegido por los jueces por ser el menos perjudicial para los menores. Consiste en establecer períodos (de una semana, o dos semanas) en los cuales los hijos pasan el tiempo con uno de los progenitores, mientras que a la semana siguiente le tocará al contrario. En estos casos, los progenitores pueden o bien desplazarse al lugar donde estén los menores, o bien ser los menores los que se desplacen al lugar donde estén. Lo habitual es que se evite el desplazamiento de los menores.

En este caso, ambos progenitores pagan los alimentos cuando están con los menores, por tanto NO SE ESTABLECE PENSIÓN ALIMENTICIA a favor de uno u otro progenitor.

El USO DE LA VIVIENDA en este caso será atribuido a ambos progenitores mientras se mantenga dicho sistema.

Lo más conveniente, para evitar enfrentamientos entre los padres, es que los niños sean recogidos a la salida del colegio, tanto en custodia exclusiva como compartida.
El régimen de custodia es más flexible cuando los menores entran en la adolescencia, ya que tanto jueces como fiscales entienden que los menores tienen suficiente edad para establecer qué relación tendrán con sus progenitores.

Los menores de edad pueden ser oídos por el tribunal cuando tengan suficiente juicio y a los mayores de 12 años. Se realizará mediante una prueba llamada exploración judicial del menor.

VACACIONES

Las vacaciones son normalmente atribuidas a ambos progenitores por mitades iguales, salvo casos excepcionales como cuando uno de los progenitores vive en el extranjero. En todo caso las vacaciones serán flexibles con respecto a los horarios de trabajo de los progenitores.

Espero haberos sido de ayuda para despejar dudas sobre este tema.

No dude en consultar con nosotros para ampliar información.
En nuestro despacho ajustamos un presupuesto personalizado conforme a las circunstancias del caso a pagar en cómodos plazos.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE