Tipos de divorcio

Cuando nos planteamos iniciar un proceso de separación o divorcio, nos plantean siempre dos opciones, y nos preguntamos ¿Cuál de ellas es la mejor para mi caso en concreto? Para poder elegir bien, es vital estar bien asesorado e informado, por ello a continuación ofrecemos los diferentes caminos para llevar nuestro divorcio a buen puerto.

Tipos de divorcio

Divorcio de mutuo acuerdo

  1. Presentación de la Demanda de divorcio y convenio regulador.

  2. El divorcio de mutuo acuerdo se distingue del contencioso porque ambas partes se ponen de acuerdo en cuanto a la guardia y custodia, régimen de visitas, pensión alimenticia, compensatoria etc y se elabora un documento llamado Convenio regulador donde se recogen todos los acuerdos a los que se ha llegado.

    El Convenio regulador se presenta junto a la demanda de divorcio.

  3. Admisión de la demanda, apud acta y ratificación

  4. Una vez presentada la demanda el Juzgado la admite y señala un día para realizar el apud acta y la ratificación.

  5. ¿Qué es el apud acta? Es un trámite en virtud del cual vamos a otorgar la representación del procedimiento al procurador. También es posible aportar un poder para pleitos otorgado previamente en una notaría, pero implica asumir el coste del mismo, mientras que el apud acta es gratuito.

  6. El juzgado señala un día para ratificar el convenio regulador y la demanda que hemos presentado en el Juzgado, es decir, que firmaremos ante un funcionario el acuerdo al que hemos llegado para dejar constancia del mismo.

  7. Una vez ratificado el Convenio regulador el Juzgado en un plazo más o menos breve (entre unos 20 días o un mes y medio aproximadamente), emitirá un Decreto aprobando el divorcio en las condiciones pactadas.

Divorcio contencioso

  1. Presentación de la demanda de divorcio. Al no haber posibilidad de llegar a un acuerdo, una de las partes interpone la demanda de divorcio solicitando las medidas que quiere que se acuerden en el divorcio (que pensión alimenticia va a pagar, el uso de la vivienda, la liquidación de los bienes, la custodia de los hijos etc).

  2. Una vez presentada la demanda de divorcio, el Juzgado la admite y concede un plazo de 20 días a la parte contraria para contestar a la demanda desde que nos notifican.

  3. Contestación de la demanda. La parte a la que interponen la demanda tiene un plazo de 20 días para alegar lo que considere oportuno sobre la demanda presentada por la parte contraria.

  4. Señalamiento de juicio. Cuando el juzgado recibe la contestación a la demanda, determina que día se va a celebrar el juicio sobre el divorcio.

  5. Juicio. Cada parte defendida por su abogado y representado por su procurador acude al Juzgado el día de celebración del juicio. Normalmente antes de entrar en la sala, los abogados hablamos entre nosotros para ver si es posible llegar a un acuerdo sin necesidad de llegar a juicio. En ese caso, los abogados entramos en la sala para hablar con el juez y formalizar el acuerdo. Es importante recalcar que ambas partes tienen posibilidad de llegar a un acuerdo en cualquier momento del procedimiento, aunque no aconsejamos llegar a un acuerdo de forma forzada, puesto que si este se incumple, tendremos que acudir de nuevo al juzgado e iniciar un nuevo procedimiento. En caso contrario se celebrará el juicio con todas las pruebas que aportemos en la demanda y la contestación junto a nuevas pruebas que hayamos podido aportar antes. Una vez oídas a las partes demandante y demandada y aportadas las pruebas documentales, es posible solicitar la declaración de las partes u otros testigos. La declaración de los menores se realiza en caso de que sean mayores de 12 años, o si el Juez estima necesaria su declaración a pesar de ser menor, siempre teniendo en cuenta la madurez del menor. La declaración se realizará de forma separada, sin abogados procuradores o padres, solo con el juez (que irá sin la toga) para que se sienta más cómodo.

  6. Una vez finalizadas la práctica de las pruebas, los abogados tenemos unos minutos para dar nuestras conclusiones sobre el juicio, y se da plazo para dictar sentencia.
  7. La sentencia nos la notifican en un plazo en torno a un mes. En todo caso si no estamos de acuerdo con la misma podemos recurrirla o esperar, cuando cambien las circunstancias, a interponer un procedimiento de modificación de medidas en caso de que las circunstancias en las que se dicte sentencia hayan cambiado.

¿Cuál es mejor?

Depende de las circunstancias. El divorcio de mutuo acuerdo es más rápido (entre 1 y 3 meses) y los costes de abogado y procurador suelen pagarse por mitad, no obstante, puede producir problemas si a largo plazo no hay intención de cumplir el convenio en el que ambas partes se pusieron de acuerdo en un principio, ya que habría que interponer otro procedimiento.

Sin embargo, el divorcio contencioso es más largo (de 6 meses a 1 año) y costoso (ya que cada uno se paga su abogado y su procurador) pero el que decide sobre todas las circunstancias es el juez.

Nos ajustamos a tus necesidades, consulte con nosotros.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE