Abogados de Divorcios en Sevilla

Gravitas Legal son un equipo de letrados especializados en divorcios y separaciones y en el Derecho de Familia en general. Gran experiencia en defender numerosos casos y muy diversos en la ciudad de Sevilla. Consulte con nosotros y resolveremos todas sus dudas.

  • Asesoramiento en casos de divorcio en la ciudad de Sevilla
  • Abogados expertos en derecho de familia le asesoran en cuanto al convenio regulador
  • Guarda y custodia en casos de divorcio
  • Abogados en Sevilla especializados en gtramitación de divorcio express
Abogados en Sevilla especialistas en Derecho de Familia

Con las mayores garantías

En el menor tiempo

Con menos gestiones

Enlace Ofertas

Cuente con nuestra experiencia

Asesoramiento integral

Contacte con nosotros en Sevilla

sábado, 13 de agosto de 2016

¿Tener hijos influye en el divorcio?

La variable número de hijos es una variable que ha proporcionado muchos quebraderos de cabeza en las investigaciones sobre el divorcio. La bibliografía reciente señala que en Estados Unidos las uniones sin hijos se asocian a mayores grados de inestabilidad, que el primer hijo reduce la probabilidad de divorcio, y que este efecto preventivo no se observa para los hijos de otro rango. En otros países como Suecia, los expertos señalan que tanto el número de hijos como la edad del más pequeño tienen un efecto en la propensión al divorcio, de forma que las parejas con dos o más hijos tienen un menor riesgo de experimentar un divorcio comparado con las que no tienen un hijo o sólo uno, y que cuanto más joven es el hijo menor, menor es la probabilidad de divorcio. En nuestro caso, España, se han testado alrededor de una decena de diseños de esta variable en diferentes modelos de regresión logística, teniendo en cuenta el número de hijos y si el menor se situaba bajo el umbral de una u otra edad determinada.

Los resultados han sido desiguales y poco clarificadores de una determinada tendencia. Puesto que se es todavía reacio a descartar un efecto claro del número de hijos y de la edad de éstos en la propensión al divorcio en España, se ha optado por incluir en los análisis la variable de la forma más sencilla, distinguiendo tan sólo el número de hijos, mientras no se resuelva y estudie esta cuestión con más profundidad.

Por tanto, en España parece dibujarse un patrón distinto: el riesgo de ruptura es mayor si se tiene un solo hijo que si no se tienen hijos, aunque este último es mayor que si se tienen dos hijos. El riesgo parece volver a incrementarse a partir de tres hijos o cuatro y más hijos, situándose al nivel del riesgo que tienen las que no tienen hijos.

jueves, 14 de julio de 2016

¿Qué bienes me corresponden tras el divorcio?

Cada cónyuge tendrá derecho a que se incluyan con preferencia en su haber hasta donde éste alcance:
  • Los bienes de uso personal (salvo las ropas y objetos de uso personal que no sean de extraordinario valor, que no se incluirán dentro de este supuesto porque son considerados bienes privativos de cada cónyuge, no son patrimonio común).
  • La explotación económica que gestione de modo particular (salario).
  • El local donde hubiese venido ejerciendo su profesión.
  • En caso de muerte del otro cónyuge, la vivienda donde tuviese la residencia habitual.
En los casos 3º y 4º podrá solicitar el cónyuge, a su elección, que se le atribuyan los bienes en propiedad o que se constituya sobre ellos a su favor un derecho de uso o habitación. Si el valor de los bienes o el derecho superara al de haber del cónyuge adjudicatario, deberá éste abonar la diferencia en dinero.

Una vez admitida la solicitud de liquidación, se citará a los cónyuges para que comparezcan ante el Secretario Judicial y lleguen a un acuerdo sobre el reparto. Si uno de los cónyuges no comparece sin justificación se entenderá que está conforme con la propuesta de liquidación que efectúe el cónyuge que haya comparecido.

Si no llegan a un acuerdo sobre este extremo, se procederá al nombramiento de contador mediante comparecencia de los interesados ante el Secretario Judicial, si las partes no se ponen de acuerdo sobre la persona que debe ejercer dicho cargo, se designará por sorteo entre abogados ejercientes con especiales conocimientos sobre la materia y con despacho profesional en el lugar del juicio. También, y por los mismos procedimientos se procederá, si fuera necesario, al nombramiento de peritos, nunca más de uno para cada clase de bienes, para que procedan a valorarlos.

Si desea recibir asesoramiento sobre esta materia, no dude en visitar nuestro despacho de abogados en Sevilla, estamos aquí para ayudarle.

viernes, 24 de junio de 2016

¿Qué son las medidas provisionales?

En muchos casos, una vez iniciados, o incluso justo antes del inicio del divorcio, es muy complicado mantener la situación que existía durante la vida normal del matrimonio. Problemas de convivencia, o de diversa índole, hacen necesaria la adopción de un cierto número de medidas que permitan, en lo posible, mantener un cierto grado de normalidad hasta la terminación del proceso mediante la respectiva sentencia.

Es por ello que el Código civil establece la posibilidad de que se adopten medidas que permitan la conservación y gobierno de los intereses de ambos cónyuges.

Estas medidas se dividen en tres partes:
  • Medidas Provisionales Previas: en los casos en que una de las partes lo estime necesario, podrá solicitar al Juez la adopción de ciertas medidas, incluso antes de la presentación de la demanda de nulidad, separación o divorcio. Para formular la solicitud de estas medidas no será necesaria la intervención de Abogado ni Procurador; el cónyuge directamente se dirigirá al Juzgado de Primera Instancia del municipio en el que se encuentre el domicilio familiar.
  • Respecto a los hijos comunes sujetos a patria potestad: determinar a cargo de cuál de los cónyuges quedarán los hijos, y la manera en que el otro cónyuge podrá visitarlo y cumplir con el deber de velar por ellos.
    Excepcionalmente los hijos podrán ser encomendados a los abuelos, parientes u otras personas que así lo consintieren, o incluso a una institución pública.
  • Respecto a las cargas del matrimonio (los gastos necesarios para el sostenimiento de la familia y el hogar conyugal): fijar la forma en que cada cónyuge deberá seguir contribuyendo a ellas y la manera en que se actualizarán esas cantidades, además de disponer las garantías, depósitos, retenciones u otras medidas cautelares convenientes, a fin de asegurar la efectividad de lo pactado.
Si quiere conocer los siguientes pasos, no dude en visitar nuestro despacho de abogados en Sevilla. Se lo contamos.

domingo, 22 de mayo de 2016

¿Qué puede llevar a un divorcio?

Hoy en día, es cada vez más frecuente escuchar que una pareja se divorcia. ¿Será el estrés de la vida laboral? ¿La crisis económica? ¿Está cambiando la percepción de la sociedad? Sea cual sea el motivo, el divorcio acaba siendo la solución a muchos problemas de pareja.

Los factores que peor afectan al matrimonio son, por ejemplo, el haber contraído matrimonio a corta edad, la pobreza, el desempleo, un bajo nivel educacional, convivencia con otra (o la misma) pareja antes del matrimonio, tener un hijo o hija antes del matrimonio ya sea de ambos, o de alguno de los contrayentes, diferencias raciales, haberse casado anteriormente, y tener antecedentes familiares.

La evolución de la sociedad nos lleva a darnos cuenta de que una de las potenciales causas en el incremento de las tasas de divorcio ha sido el cambio de papeles dentro del matrimonio, principalmente asociado al creciente papel de las mujeres en el mercado laboral gracias a crecientes oportunidades en educación y empleo en conjunto con políticas más activas de inclusión, indicándose que en muchos casos, la relación entre un mayor número de horas dedicadas al trabajo y la probabilidad de divorcio es más fuerte en aquellas familias de ingresos medios y en las que el marido desaprueba el trabajo de la esposa, o bien, en las que el marido trabaja menos horas que la esposa haciendo que la interacción de pareja disminuya, especialmente en el caso de los primeros años del matrimonio.

Pero cada caso es un mundo y difiere del anterior. Sea por la causa que sea, visite nuestro despacho de abogados en Sevilla. Nuestros expertos en derecho de familia estudiarán atentamente su situación y le proveerán de soluciones claras y sencillas. No dude más sobre cómo comenzar su divorcio, venga a visitarnos y nos ocuparemos de todo desde el primer momento. Le facilitamos las cosas, ¡llámenos!

jueves, 14 de abril de 2016

El divorcio de mutuo acuerdo con hijos

Cualquier divorcio es más complicado cuando existen hijos comunes. Hasta el divorcio de mutuo acuerdo. Por ende, contar con la ayuda de un abogado experto en divorcios y en derecho de familia es la opción más recomendable. Si quiere confiar en nuestro equipo, sólo tiene que pasarse por nuestro despacho de Sevilla, le estamos esperando.

Mientras, le contamos un poco más acerca del planteamiento que debe hacerse.

Al inicio del trámite, el Juez pide al Ministerio Fiscal un informe. El Juez oye a los hijos si tienen suficiente juicio y si son mayores de 12 años, lo hace de forma privada y respetando el derecho a la intimidad del niño y la confidencialidad. En los divorcios de mutuo acuerdo, apenas en un porcentaje muy pequeño de asuntos se acuerda oír a los menores. ¿El motivo? No causarles un trastorno o trauma innecesario. No piense que el Juez no quiere saber la versión de hijo, es que en muchos casos, lo mejor es ahorrarles la tensión de comparecer ante el juez y posicionarse en favor de uno u otro padre.

Terminado esto, el Juez dictará sentencia que, si se han cumplido los requisitos legales señalados, deberá conceder el divorcio, produciéndose, desde ese momento los efectos del mismo.

Si no están de acuerdo con la sentencia, se podrá recurrir . Para hacerlo, se deberá presentar un escrito, en los cinco días siguientes a la notificación de la sentencia, ante el mismo Juez que la dictó, señalando la intención de recurrir. Posteriormente, se dispondrá de un plazo de veinte días para interponer el recurso, debidamente fundamentado, ante el Juzgado que dictó aquella resolución, que lo elevará a la Audiencia Provincial competente, que será quién definitivamente resuelva. Aunque se presente este recurso, la decisión del Juez seguirá siendo eficaz mientras no se resuelva el mismo.

Lo dicho, contacte con nuestro despacho de abogados en Sevilla, la experiencia nos avala.

domingo, 13 de marzo de 2016

¿Existen obligaciones con los hijos tras el divorcio?

Cuando un matrimonio se rompe, normalmente, uno de los dos cónyuges se va a quedar en una situación económica peor que el otro. Para compensar este desequilibrio, existe la llamada pensión compensatoria. Por esta razón, más de uno pensará que, si existen hijos fruto del matrimonio, estos también van a pasar a una peor situación comparada con la que tenían mientras sus padres vivían juntos. Esto quiere decir que, legalmente, debe existir algún derecho para ellos. Efectivamente, la obligación de prestar alimentos viene a resolver estos casos.

Si quiere pedir el cumplimiento de esta obligación en su divorcio, deberá solicitarlo al Juez, quien será quien se ocupe de terminar todos y cada uno de los gastos a los que se deberá hacer frente, es decir, la cantidad que deberá percibir el hijo para cubrir sus necesidades. También le corresponde al Juez tomar las medidas necesarias para que se cumpla la prestación, ya sea bien que el progenitor ingrese dinero al hijo, o éste o su otro progenitor guarde todos los tickets de todas las compras para poder pedir luego la parte correspondiente y llevar el control de los gastos.

¿Y hasta cuándo se extiende la obligación de alimentos con los hijos? La ley dice que hasta que tengan la posibilidad de cubrir sus necesidades por sí mismos. Es decir, no tiene por qué ser simplemente hasta la mayoría de edad, ya que el hijo puede seguir estudiando, buscando trabajo, o tener otras obligaciones que le impidan sufragar todos sus gastos y seguir viviendo.

La obligación de alimentos cubrirá todos los gastos que el hijo tenga respecto a educación, servicios médicos, comida y ropa mínimos, ortodoncias, gafas, lentillas, etc. Si necesita ayuda para poder determinar todos los gastos y pedir su correcto reembolso, contacte con nuestros abogados en Sevilla, son expertos en divorcios y podrán encargarse de su caso.

martes, 16 de febrero de 2016

Disolver el régimen económico matrimonial

Cuando dos personas se casan, aparece entre ellos unas relaciones económicas, que también se extienden a terceros. La pareja tiene patrimonio, que debe ser administrado. Estas relaciones se regulan por medio del llamado régimen económico matrimonial. No existe un solo régimen, sino que se puede optar entre dos:
  • Régimen económico de separación de bienes. Regímenes en los que los bienes son de cada cónyuge, no hay bienes comunes, y cada uno tiene la propiedad de sus propias posesiones.
  • Régimen económico de comunidad. Donde hay una serie de bienes que se hacen comunes. Existen varios tipos de comunidades:
  • Comunidad universal. Todos los bienes se hacen comunes a los cónyuges, tanto los obtenidos a título oneroso como los obtenidos a título gratuito.
  • Comunidad con bienes privativos del marido, bienes privativos de la mujer y bienes comunes. A éste tipo pertenecen el régimen de consorciales (régimen legal del derecho aragonés) y el régimen de gananciales (régimen legal del Código Civil). El patrimonio privativo de cada uno de los cónyuges está formado por los bienes adquiridos a título gratuito, y aquellos que cada uno de los cónyuges tenía antes de contraer matrimonio. El patrimonio común es el formado por todos los bienes adquiridos a título oneroso, con dinero privativo. Así cosas como el salario o algún rendimiento profesional obtenido por el trabajo de cada uno así como los rendimientos y frutos de los bienes privativos y comunes, serán todos de ambos.
Cuando la pareja decide divorciarse, se debe proceder a la disolución del régimen económico matrimonial. En el régimen de separación de bienes, la liquidación es sencilla, puesto que cada uno recupera sus bienes y los frutos de sus bienes. Pero en el caso de haber un régimen de comunidad es más complicado; si no se pacta lo contrario, a cada cónyuge le corresponderá la mitad del haber común, que debe valorarse y adjudicarse. Para evitar desigualdades, nuestros abogados le ayudarán a repartir sus bienes. Acérquese por nuestro despacho en Sevilla.

Safe Creative #1506300186370

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información