Diferencias entre divorcio separación y nulidad matrimonial

nulidad matrimonial

En el momento de tomar la importante decisión de poner fin al vínculo matrimonial, una de las consultas más frecuentes es la diferencia entre nulidad, separación y divorcio. Si bien las tres son formas de entender que la relación matrimonial como ineficaz, tienen diferentes consecuencias jurídicas, debido a que son distintas conceptualmente.

NULIDAD MATRIMONIAL

Antes de empezar, aclaro que la nulidad matrimonial civil es distinta a la eclesiástica, necesaria para volver a casarnos por la Iglesia. Esta se tramita en el Tribunal eclesiástico que resulte competente, no en los Juzgados ordinarios.

Nos centraremos en la nulidad matrimonial civil, distinta a la eclesiástica, que merece un tratamiento de forma separada.

La nulidad matrimonial civil implica que el matrimonio no existe porque se contrae de forma inválida. Esto quiere decir que es nulo porque en el momento de su celebración o antes no cumple con los requisitos legalmente necesarios y por tanto es como si no hubiese existido desde el momento de su celebración (efecto retroactivo).

A pesar de que el matrimonio se entienda como que no ha existido, jurídicamente si se reconoce la existencia de un régimen económico matrimonial y el reconocimiento de los hijos comunes.

¿Cuáles son las causas de nulidad matrimonial?

Las causas de nulidad matrimonial deben existir o bien antes de celebrar el matrimonio o en el momento de su celebración, y son las siguientes según el art 73 del Código Civil:

  • El matrimonio celebrado sin consentimiento matrimonial.
  • El matrimonio celebrado entre menores, personas ya casadas, parientes, colaterales hasta tercer grado, condenados por muerte de un cónyuge o pareja.
  • El que se contraiga sin la intervención del Juez, Alcalde o funcionario ante quien deba celebrarse, o sin la de los testigos.
  • El celebrado por error en la identidad de la persona del otro contrayente o en aquellas cualidades personales que, por su entidad, hubieren sido determinantes de la prestación del consentimiento.
  • El contraído por coacción o miedo grave.

SEPARACIÓN

La separación es un procedimiento por el cual se produce la suspensión de la vida en común de los casados. Esto quiere decir que el vínculo matrimonial sigue vigente, y por tanto no es posible volver a contraer matrimonio.

La separación puede ser de hecho o de derecho.

La separación de hecho es la que se produce cuando ambos cónyuges deciden hacer vidas separadas, sin acudir al juzgado para regular la situación. Una vez que solicitamos la separación en el Juzgado estamos solicitando una serie de medidas (régimen de visitas, uso de la vivienda, pensión, reparto de los bienes etc) por tanto, se hace pública esa separación y se convierte en una separación de derecho.

Evidentemente, una vez solicitada la separación, cesan algunos deberes conyugales como los de vivir juntos, guardarse fidelidad, o compartir las responsabilidades domésticas.

En el caso de que se produzca una reconciliación y se haya solicitado la separación en vía judicial, las partes tendrán que ponerlo en conocimiento del Juzgado y quedará sin efecto la separación (tanto si se está en trámite como si ya se ha emitido una sentencia).

DIVORCIO

A diferencia de los dos supuestos anteriores, el divorcio disuelve en vínculo matrimonial, y por tanto los cónyuges pueden volver a casarse nuevamente con otras personas por la vía civil. En el caso de que exista una reconciliación entre dos personas divorciadas, deberán contraer de nuevo matrimonio, ya que el matrimonio se ha disuelto.

EFECTOS COMUNES A NULIDAD SEPARACIÓN Y DIVORCIO

A pesar de que son diferentes formas de ruptura conyugal, existen efectos y tramitaciones comunes a los mismos.

La tramitación de separación y divorcio es casi idéntica, dado que en ninguno de los dos casos es necesario alegar una causa para su solicitud, algo que si es necesaria en la nulidad matrimonial.

Tanto en la separación como el en divorcio ambas pueden solicitarse de mutuo acuerdo, previa elaboración de un Convenio Regulador en la cual consten las medidas referentes a los hijos, y la liquidación de los bienes en su caso, o bien de forma judicial, por falta de acuerdo de las partes en estas medidas.

En el caso de que existiese desacuerdo, será el Juez el encargado de establecer el régimen de guardia y custodia de los hijos, la pensión alimenticia, el uso de la vivienda y la pensión compensatoria por desequilibrio económico. En el caso de la nulidad matrimonial, la parte que haya solicitado de buena fe la nulidad de su matrimonio, tendrá derecho a una indemnización si ha existido convivencia.

La nulidad, separación y divorcio en ningún caso exime de las obligaciones de sus padres respecto de sus hijos, tal y como determina el art 92 del CC, teniendo derecho de visitas el progenitor que no se quede con ellos.

Espero que esta breve introducción al tema haya servido de aclaración.

En nuestro despacho ajustamos un presupuesto personalizado conforme a las circunstancias del caso a pagar en cómodos plazos.

No dude en consultar con nosotros para ampliar información

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE