Herencias: Guía básica

herencias guia basica

El tema para tratar hoy es la herencia. Cuando fallece un familiar o una persona cercana, en ocasiones nos encontramos envueltos no solo por el dolor, si no además por las dudas respecto de cuales son los siguientes pasos a realizar para intentar organizar el desorden que deja la muerte.

Por ello, en esta publicación intentaré resolver las dudas más habituales respecto a los aspectos legales de la herencia.

Para empezar y aunque resulte obvio el art 657 del Código civil, estipula que “los derechos a la sucesión de una persona se transmiten con su muerte”. Es decir, hasta que fallezca el causante no existe un derecho de sucesiones para con los herederos. De hecho, el Código Civil en el art 1271 regula que puede ser objeto de un contrato todas las cosas, incluidas las futuras, salvo las futuras herencias.

Documentación necesaria para tramitar la herencia

En primer lugar, debemos tener en cuenta que para tramitar la herencia necesitaremos documentación que acredite el fallecimiento del causante.

  1. Certificado de defunción. Lo primero que solicitaremos será el certificado de defunción en el Registro Civil. Debido al la situación por el COVID-19, los servicios prestados por el Registro están siendo afectados, por tanto, en algunos casos desde la solicitud del certificado hasta su recogida se están demorando. Tenemos la opción de solicitarlo de forma presencial u online. En caso de solicitar el certificado online, nos llegará una carta a nuestro domicilio.
  2. Actos de última voluntad. Este documento nos permite saber si el causante otorgó testamento, en que notaría se encuentra y si es el último testamento otorgado. Este último aspecto es importante, porque el último testamento es el considerado como válido, ya que revoca a los anteriores.

    Los actos de última voluntad pueden solicitarse de forma presencial u online transcurridos 15 días desde el fallecimiento del causante, con el certificado de defunción original, ya que para este trámite es indispensable. Rellenamos un modelo establecido por la Administración, pagando una tasa de 3,78€.

  3. Certificado de contratos de seguro con cobertura de fallecimiento.

    Este certificado sirve para saber si el fallecido tuvo contratado algún seguro de vida en el momento de su fallecimiento, y en caso de que esto ocurra, pueda reclamarse. En este caso para solicitarlo tanto online como presencialmente se rellena también un formulario y se paga la tasa de 3,78€ y aportamos tanto el certificado de defunción como el de Actos de última voluntad.

Una vez recopilada la documentación, podemos encontrarnos con dos escenarios:

¿Cómo actuar si existe testamento?

Cuando tenemos el certificado de Actos de última voluntad, encontraremos el Notario donde se otorga el último testamento.

Con el certificado de defunción y los Actos de última voluntad, acudiremos al Notario y solicitaremos que nos den una copia autorizada del testamento, (en las notarías nos dan la posibilidad de copia simple o autorizada, pero solo esta última nos servirá para los siguientes trámites).

La herencia se dividirá en tres partes, tercio de legítima, tercio de mejora y tercio de libre disposición. El tercio de legítima es el derecho mínimo a percibir por ser herederos forzosos y se reparte por igual entre todos los herederos. Los otros dos tercios pueden ser distribuidos por el testador.

Puede solicitar el testamento uno de los herederos o el interesado en la herencia.

¿Qué ocurre cuando no hay testamento?

En este caso, el Código Civil será quien estipule el orden del derecho sucesorio que podemos resumir en los siguientes:

  1. Descendientes, es decir, los hijos de difunto y en caso de que estos hayan fallecido antes, sus nietos (por el llamado derecho de representación).
  2. Ascendientes, padre y madre del difunto, y en caso de que ambos hayan fallecido suceden los parientes más próximos en grado.
  3. Cónyuge viudo. Podemos encontrarnos varios supuestos:

    • Si no existen descendientes ni ascendientes, el cónyuge heredaría todo.
    • Existen descendientes, recibirá en usufructo del tercio de mejora, es decir el uso y disfrute de una tercera parte de la herencia.
    • Existen ascendientes, tiene derecho al usufructo de la mitad de la herencia.

    Si el cónyuge se ha separado legalmente o de hecho, no tiene posibilidad de ser llamado a la herencia.

  4. Colaterales. En este caso sucederían los hermanos y sobrinos con preferencia al resto de parientes por ejemplo los primos.
  5. Estado. Si, el Estado, tal y como estáis leyendo. En el caso de fallecer sin haber realizado testamento y no tener ningún allegado de los mencionados anteriormente, el Estado será quien se quede con vuestros bienes. El art 956 del Código Civil estipula lo siguiente:

    “Heredará el Estado quien, realizada la liquidación del caudal hereditario, ingresará la cantidad resultante en el Tesoro Público, salvo que, por la naturaleza de los bienes heredados, el Consejo de Ministros acuerde darles, total o parcialmente, otra aplicación. Dos terceras partes del valor de ese caudal relicto será destinado a fines de interés social, añadiéndose a la asignación tributaria que para estos fines se realice en los Presupuestos Generales del Estado.”

En nuestro despacho ajustamos un presupuesto personalizado conforme a las circunstancias del caso a pagar en cómodos plazos.

No dude en consultar con nosotros.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE